17.2.08

Consideraciones



Si rozas mi comisura
resbala el crucifijo
de las manos del obispo
escondido tras el televisor

mi cuello encaja en tus labios:
es un puzzle no apto
para las ratas que solo saben roer

tú dejas en mis fantasías la marca de tus dientes
sabes
que el canon clásico
sólo le sirve al fascismo
.
.
y aún aislando sus ofensas
con la cremallera de la perfección
sigues obviando
que cuando me miro frente al espejo
lo único que brilla
es el cristal.






6 comentarios:

Irrelevante dijo...

sólo el cristal?

saludos afectuosos

Adolfo Llopis dijo...

Hay obispos escondidos en muchos más sitios a parte de detrás del televisor.

- SiL - dijo...

Gracias por leerme =) Me encanta que te guste. Yo creo que lo de la empatía viene por el té. Pero tonterías aparte, las últimas estrofas del poema me han tocado la fibra (sensible).

Un saludo!

marco delcan, adorador de durmientes dijo...

rózame perfecta,
haz golpes
enciende la hoguera
de las cenizas.

solo así podrás
ver en la pared
ese espejo que creías
huido

Pd: los cristales no brillan
solo sus reflejos
(pruébalo)

Adolfo Llopis dijo...

Actualiza :)

Mayka dijo...

Ya ha pasado el periodo de estar desparecida! Ni exámenes ni viajes..jejeje

Adolfo, para contar todos los sitios donde se mete la Iglesia necesitaría poemas enteros sólo para ese tema. (Por cierto, "aparte" va junto ;D )

Gracias a ti Sil, te leo precisamente porque me gusta lo que escribes.

Marco, las durmientes sólo se adoran en los cuentos de Disney! xD. Gracias por tus versos.

Sr. Irrelevante, ¿cómo se atreve a hacer esa pregunta? =)

Un beso a todos!!