26.9.08

Imaginar lo que no existe es fácil,
en cambio
imaginar lo que existe
exige conocer


El Padre de Blancanieves, Belén Gopegui
.
.

Foto: niños de la comunidad de la comunidad kichwa Pakayaku (Pastaza, Ecuador) jugando en el río Bobonazo.


2 comentarios:

Cucaracha Amarilla (Vladimir Poliakov) dijo...

Si fuera una chica superespecial, de esas que recoleccionan calcetines usados por la calle y las metan en un album de fotos te diria esa mierda de "¿crees en las casualidades?" y me enamoraria perdidamente de ti.

Menos mal que tenog barba ¡ja!¡soy invencible!Lo digo por toda la mierda esta de que no se puede uno imaginar un lugar que existe, lo he pensado un huevo de veces, lo pensaba justo antes de aterrizar en la habana. Ays... maldita isla.

ma dijo...

je, eres como una base de datos llena de enlaces que sólo conducen a una sóla entrada: La Habana (oh, maldita sociedad tecnológica, ¡dónde está la luna, las estrellas y el amor en las metáforas!)

la barba rubia no es invencible, jajajaja!!