16.11.08

"Make love, not war"

El otro día organizamos desde la Asamblea de Estudiantes de mi facultad un recital abierto de poesía. Uno de nosotros leyó el poema "Dice Gillespie", de Uberto Stabile, que termina con los siguientes versos:


(...) dice Gillespie
que le dijo Parker
que le contó Cortazar
que en lugar de hacer el amor
ya va siendo hora
de que el amor nos haga
.

Y ya haré algún día una entrada para el gran hombre creador de este poema. El caso es que esto me recordó a un fragmento del libro "Un día más con vida", de Kapuscisnki, quien después de pasar meses solo en Angola, esperando la presumible guerra que desencadenaría la proclamación de la República de Angola, observa cómo el país pasa a ser el centro de atención de la mayor parte del mundo. El polaco critica con un agudo sarcasmo la hipocresía de los medios de comunicación, de la ONU, de las potencias occidentales... Organismos que, al fin y al cabo, instan a los países en conflicto a hacer un amor del que ellos mismos carecen.

En fin, que aquí os dejo con otro gran hombre y sus punzantes palabras:


La atención del mundo entero se centra ahora en Angola, aquí París, allí Londres y más allá El Cairo y Tokio: todos hablan de Angola. El mundo contempla el gran espectáculo de lucha y muerte, cosas que le resultan difíciles de imaginar porque la imagen de la guerra es intransferible. No se puede transmitir ni con la pluma ni con la voz ni con la cámara. La guerra es una realidad sólo para aquéllos que están apresados en su interior, sangriento, sucio y repugnante. Para otros no es sino una página en un libro o unas imágenes en una pantalla; nada más. Manipulo los mandos de un transistor cuya potencia disminuye por momentos porque se están agotando las pilas, y soy consciente de que no conseguiré otras: todo oídos, escucho qué dicen las remotas emisoras. Hablan muchas voces, desplegando mil ideas y propuestas. ¿Qué hacer con Angola? Convocar una conferencia internacional. Enviar tropas de Naciones Unidas: que entren en el país y separen a las facciones que miden sus armas. ¿Enviar tropas? ¿Quién pagará semejante empresa? Al fin y al cabo, estamos en plena inflación. Que sólo vayan tropas negras y que lo paguen todo los árabes. Éstos no saben qué hacer con la cantidad de dinero que tienen. Lo mejor: exhortar a los angoleños a que se pongan de acuerdo. Que firmen un tratado de paz, que repartan cargos y carteras entre unos y otros y que acaben fundiéndose en un abrazo. Amenazarlos con cortarles las subvenciones si no se abrazan. Make love, not war.
.
.
KAPUSCINSKI, R. Un día más con vida. Ed. Anagrama, S.A.

4 comentarios:

Lola dijo...

Tú también has puesto un poema del otro día, eeeeh?

=)


miau!

mayka dijo...

sé que lo deseabas

:D

Maria (sense accent a la 'I') dijo...

Vaja... Ací pareix que ens coneixem tokiski... XDDDD
M'encanta el teu bloc. He estat llegint coses super interesants... :)
Doncs, el poema de "A autoestrada" el traduí un escriptor gallec al galego-portugués i jo vaig a fer el mateix amb ell, traduint-lo en català.
Així que, atenta! Algun dia el voràs pujat! ^^

Muas!

Didac Udagoien dijo...

a veces,
necesitamos quien nos diga
lo que (todos) pensamos obvio...

¿o no?.