3.3.09

Yo me callo, yo espero
hasta que mi pasión
y mi poesía y mi esperanza
sean como la que anda por la calle;
hasta que pueda ver con los cerrados
el dolor que ya veo con los ojos abiertos.

****

Tu rostro sale del espejo como un ala que abandona el instante. Yo amo tu rostro en el espejo; yo

amo cuanto me está abandonando.



GAMONEDA, A. Cecilia y otros poemas. Biblioteca Premios Cervantes. Madrid, 2007.

2 comentarios:

mofletiko dijo...

me gusta, y me suena conocido... tan solo le faltan unos pájaros

mayka dijo...

En realidad estos a mí no me recuerdan a la poesía abstracta de los pájaros, tienen un final más cerrado. Pero me gustan muchísimo :)