20.4.09



Provocas en mí una alternancia de luces.
Como si unas veces brillara y otras
me consumiera
negra,
como una bombilla fundida.


Ayúdame a subir las persianas
antes
de alejarte del interruptor.

.
.
.
.

Foto: Ana VB

6 comentarios:

F. Belanov dijo...

Sacaste a Parra? Si no fuera chileno el tipo me ofendería!

Mayka dijo...

Señor Belanov: es usted tan rápido que no me da tiempo ni a sonrojarme.
Pero por respeto a su comentario, quitaré esa psudomáxima inventada y pondre algo con firma, que siempre es mucho mejor puesto que se presta a críticas directas.

(Este tipo es ecuatoriano, por cierto)

F. Belanov dijo...

Huidobro decía algo parecido:

Que el verso sea como una llave

Que abra mil puertas.

Una hoja cae; algo pasa volando;

Cuando miren los ojos creado sea,

Y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;

El adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el cielo de los nervios.

El músculo cuelga,

Como recuerdo, en los museos;

Mas no por eso, tenemos menos fuerza:

El vigor verdadero

Reside en la cabeza.

Por qué cantáis rosa, ¡oh Poetas!

Hacedla florecer en el poema;

Sólo para nosotros

Viven todas las cosas bajo el Sol.

El Poeta es un pequeño Dios.

Cucaracha homicida dijo...

Pero la historia de la literatura se contradice a sí misma, y la poesía de Huidobro puede ser leída solo en sus versos impares.

Poplolipop dijo...

El texto es tuyo?? =)

Anónimo dijo...

sí :)